Cochabamba: Asociación de Síndrome ya otorga apoyo integral


Gracias al aporte de instituciones, organizaciones, personas particulares y al esfuerzo de padres con niños especiales, se pudo consolidar la Asociación Síndrome de Down Cochabamba que brinda apoyo integral para mejorar la calidad de vida de los niños -

En busca de desarrollar y potenciar actividades, programas y servicios orientados a lograr la integración familiar, escolar y social de las personas con capacidades diferentes, se formó la Asociación Síndrome de Down Cochabamba. De esta manera, con una participación integral se fomenta e impulsa el desarrollo e inserción de los niños como de las familias en todos los aspectos de la vida (social, personal, familiar y laboral).

“Buscamos darles una mejor calidad de vida, tanto a los chicos como a las familias. Nos interesa que los niños tengan una inclusión en la sociedad lo más normal posible y tratamos de hacerles el camino más llevadero a las familias, porque tener una persona con necesidades especiales siempre involucra un giro completo que exige una reorganización”, señala Vilma Andia, vicepresidenta de la Asociación de Síndrome de Down Cochabamba (ASDC), quien tuvo que dejar su trabajo para dedicarse al cuidado de su hijo.
“Ante la llegada de un niño especial se manifiestan muchos sentimientos en la familia, con el apoyo psicológico los orientamos para que superen la noticia y puedan ayudar adecuadamente a sus hijos. Es importante que toda familia (padres, hermanas, tíos, abuelos y otros) se involucre”, dice la vicepresidenta. “Cuanto más temprano sea atendido el niño y sobre todo estimulado se verán mejores resultados (caminar, hablar, moverse, mirar y otros) y su expectativa de vida es mayor”, explica. 
A nivel mundial, las estadísticas indican que uno de cada 600 niños nace con síndrome de Down. En el departamento de Cochabamba hay unas 1.200 personas con este diagnóstico y, específicamente, en el Cercado unos 800 casos, señala Andia.
“La Asociación sale adelante gracias al esfuerzo de los padres porque no hay mayor compromiso que la gente que vive día a día con ellos. Es un centro donde se recibe sólo a niños con Down, después no tenemos restricciones de ninguna clase. Está abierta a todos con este diagnóstico sin importar la edad o la condición económica, pues es un centro módico”, dice Andia.
 Denisse Ormachea acomoda los números en la práctica de su terapia visual.  - José Rocha Los Tiempos
Apoyo integral
Andia explica que el trabajo en la institución consiste en un apoyo integral que contempla varias áreas como terapias de rehabilitación, fisioterapia, estimulación temprana, apoyo escolar, terapia visual, fonoaudiología, labores de la vida diaria, musicoterapia, apoyo psicológico y otros que tienen el objetivo de la inclusión social. Tratamos de que los niños sean independientes, que puedan hacer muchas cosas por sí mismos e incluso sean autosolventes pues hay oficios que ellos pueden desempeñar sin ningún problema. El centro cuenta con personal especializado en las diferentes áreas. 

Proyecto piloto
Actualmente en la asociación hay cerca de 200 niños, desde recién nacidos hasta los 40 años. Existen dos turnos: en la mañana y la tarde.
“Desde este año, en las mañanas, hemos implementado un proyecto piloto donde entre dos o tres personas pasan clases, con materias fijas. Es como un centro educativo personalizado que va al ritmo de cada uno de ellos. La idea es conseguir más profesores para el próximo año y alcanzar a una mayor población, ahora sólo hay 12 personas de entre 6 a 20 años. Los resultados hasta ahora son positivos pues los niños logran interactuar y socializar entre ellos. Estamos viendo qué tipo de oficios podemos enseñarles, por lo pronto aprenden a hacer bombones”, explica la vicepresidenta.
Por la tarde, en el centro de desarrollan las terapias personalizadas y especializadas de acuerdo a las necesidades de cada niño.

Construcción y equipamiento
Desde 1998, la organización, inspirada en la vitalidad de los niños especiales, comenzó la construcción del centro, que se hizo realidad en su primera fase con fondos de la Telemaratón 2004. Así también participaron el municipio español de Baena y la Alcaldía del municipio de Cercado que dio en comodato el terreno. La obra fina se culminó gracias a la fundación Rafael y Antonia Mendoza (Frame), explica la vicepresidenta.
En cuanto al equipamiento, explica Andia, más del 70 por ciento de lo que se tiene es gracias al compromiso incondicional y donación de la Rueda Femenina del Rotay Club Cochabamba realizada en diferentes gestiones. Continuando con su compromiso, en esta gestión se ha hecho una importante donación para diferentes áreas del centro como: mesas, espejos, colchonetas, sillas, pizarras, proyectora de filminas y otros.
Así mismo, Chalice (Canadá), Asoban, Casa España, Herbalife y varias personas independientes con espíritu solidario, explica Andia. 
Este centro estaba con muchas necesidades en diferentes áreas y con los fondos recaudados en las actividades que realiza la Rueda Femenina del Rotary pudimos hacer entrega de una cantidad importante de mobiliario que asciende a unos 15 mil bolivianos. Aún nos sentimos comprometidas con esta causa y tenemos planificado traer algunas cosas más, dijo la presidenta de la Rueda Femenina, Gladys Gutiérrez.
Sin embargo, aún faltan varias cosas para implementar el centro como: un termotanque para habilitar el área de fisioterapia, barras de protección a las ventanas, una cancha multifuncional pero sabemos que poco a poco se logrará, señala esperanzada Andia.
La Asociación Síndrome de Down está ubicada en el parque Mariscal Brown (zona Chimba).Teléfono 4446625.
TALLERES
La Asociación Síndrome de Down Cochabamba también realiza talleres de sensibilización e información sobre las personas con capacidades especiales, lo hacen en centros educativos, municipios, instituciones, empresas o personas particulares que lo requieran. Con relación al tema, la sociedad actualmente está más receptiva, pero falta sensibilización e información, señala Vilma Andia, vicepresidenta de la Asociación de Síndrome de Down Cochabamba.

DIFICULTADES

Con frecuencia, un niño con síndrome de Down (en especial de los tipos libre o translocación que se deben a una inadecuada distribución del cromosoma 21) deben lidiar con dificultades de aprendizaje y dolencias cardiacas, auditivas, visuales, hormonales, gastrointestinales y ortopédicos, pero ninguna compromete la vida de los niños si es subsanada a tiempo.
SÍNDROME DE DOWN
El síndrome de Down es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales (trisomía del par 21), caracterizado por la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible.

Licencia Creative Commons
POR IGUAL por Ana Argento Nasser se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirDerivadasIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.culturaparatodosmuseosunc.blogspot.com.ar.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.porigual.com.ar .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor si quieres una respuesta a tu comentario, deja consignada una dirección de correo electrónico junto con tu nombre, puedes hacerlo de manera privada escribiendo a porigual.comunicaciones@gmail.com. Muchas gracias!